Costa Rica: Astradomes demanda seguro social para domésticas en Costa Rica

En Costa Rica hay un debate que ocupa la discusión nacional: En ese país laboran casi 140 mil personas como trabajadoras domésticas, pero solo el 30% de ellas están aseguradas ante la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS). Esta situación alarma a la Asociación de Trabajadoras Domésticas (Astradomes), que exige al gobierno del presidente Luis Guillermo Solís regularizar a todas las asistentes del hogar incluso a aquellas que trabajan por horas.

Desde la adopción del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) en el año 2011, las trabajadoras domésticas en Costa Rica han demando respeto a su jornada laboral, acceso al seguro social, el pago de horas extras y el cumplimiento del Convenio, que exige a los Estados que el trabajo digno para las empleadas domésticas y con seguridad social sea una realidad.

Grupos y colectivos que trabajan el tema han luchado por incluir en la Caja del Seguro Social a las trabajadoras domésticas que laboran menos de ocho horas. Sin embargo, hasta ahora esa petición no ha sido concretada.

La ley costarricense establece que si una asistente del hogar trabaja en varias casas y su salario total no llega al mínimo establecido por la ley, cada empleador/a deberá pagar todas las cargas, y eso implica beneficios extras para la o el trabajador. Pero la demanda se ha complicado. La razón es que la Caja de Seguro exige tiempo completo o medio tiempo para que una trabajadora doméstica pueda ser asegurada.

Conversamos con Rosita Acosta, coordinadora de Astradomes y coparte del FCAM, para conocer más sobre esta demanda.

¿Qué establece la ley de trabajo domésticas en Costa Rica?

Que toda trabajadora doméstica debe estar asegurada. El problema radica en las trabajadoras que laboran por horas. Por ejemplo, si una doméstica labora cuatro horas en una casa, su jornada no es calificada como medio tiempo. Entonces, estas mujeres no están aseguradas. Con nuestra lucha conseguimos que se aprobara esta demanda. Pero luego vino la principal causa para que no se aplicara: El alto costo para asegurar a una empleada doméstica.

¿Qué avances han tenido en los últimos meses?

Se han realizado propuestas para conseguir abaratar el seguro social. Y la última propuesta en la que creíamos, en la que habíamos avanzando, es la que emitió el gobierno hace unos meses. Esa propuesta subsidia parte del seguro. Este dinero abarataría el costo de asegurar a este tipo de trabajadoras. Pero ahora resulta que el gobierno ha dicho que no tiene dinero para eso.

¿Qué pasa si el gobierno se retracta de la decisión de subsidiarlas?

Si el gobierno dijera rotundamente que no, tenemos planeado realizar una manifestación, porque fue una promesa que el gobierno nos hizo. Por ahora solo nos queda esperar un comunicado oficial con la última decisión.

¿Cuáles son los beneficios que trae este tipo de seguro para las personas que trabajan pocas horas?

El gran beneficio es que todas las mujeres trabajadoras domésticas, fueran nacionales o migrantes, tienen derecho al seguro social… y no solamente ellas, sino también sus hijas e hijos. Las domésticas no podemos estar trabajando sin seguro. Nosotras también nos enfermamos. Las mujeres con dormida adentro (de las casas) o que trabajan todo el día están aseguradas por la ley, pero las que trabajan cuatro horas al día no. Y esa es nuestra lucha.

Los gobiernos tienen que hacer cumplir la ley y el Convenio 189 de la OIT. Tenemos muchos años luchando por esto, insistiendo en que se tienen que cumplir. Demandamos al Ministerio del Trabajo, Defensoría y otras instituciones estatales que deben hacer campañas para concientizar sobre el tema, y para que se cumplan las leyes.

Si deseas contactarte con nuestro grupo coparte Astradomes, escribirle a: astradom@racsa.co.cr


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *